Blog

Estrabismo congénito

Los estrabismos pueden clasificarse en relación a varios factores, en función de la edad de aparición, pudiendo ser congénitos o adquiridos, en base a la disposición del ojo desviado, la frecuencia de aparición o la alternancia entre un ojo u el otro. Pero si algo caracteriza a uno de ellos es la necesidad del tratamiento temprano. Nos referimos al estrabismo congénito o también denominado del lactante o infantil. Fieles a nuestra filosofía de una medicina preventiva, queremos mencionar las características de este tipo de desviación y que tan asociado está a los pacientes más jóvenes de nuestra consulta.

Es importante no confundir el estrabismo congénito, cuya característica ya mencionada es la necesidad de ser tratado precozmente, con otros tipos de estrabismos cuya aparición temprana también se da antes de los 8 meses de edad. En cualquier caso, y bajo sospecha de estrabismo que puedan tener los padres o la escuela, será motivo para realizar una revisión oftalmológica independientemente de la edad.

El estrabismo congénito es un tipo de desviación ocular de tipo convergente o lo que denominamos endotropia. Se observa como el ojo está desviado hacia el lado nasal (nariz), es decir hacia adentro. Normalmente la desviación es de un gran ángulo no menor a 40 dioptrías prismáticas y constante, donde habitualmente el ojo tendrá dificultad para abducir (mover el ojo hacia afuera). En muchos de los casos le acompaña una desviación de tipo vertical, tortícolis y/ o nistagmus.

Dada la edad del niño y su falta de cooperación, el test de Hirschberg y el estudio de los seguimientos de la mirada con la linterna de exploración son muy útiles para el diagnóstico. Es recomendado también un estudio electrofisiológico (potenciales visuales evocados) para identificar asimetrías en sus registros. En todos los casos se descartará la existencia de patologías orgánicas mediante la exploración del fondo de ojo.

Aunque el origen y causa de este estrabismo es aún motivo de debate, los especialistas coinciden en que su aparición se puede ir manifestando a lo largo de los 4 primeros meses, siendo más evidente a partir del 6º mes. Pacientes con alteraciones en el desarrollo o nacimiento prematuro podrían mostrar este tipo de desviación ocular y no será extraño encontrar antecedentes familiares con estrabismo.

Es obligatorio el estudio de la refracción del niño bajo gotas de ciclopléjico o atropina para empezar el tratamiento con corrección óptica en caso necesario, siendo la intervención quirúrgica temprana el tratamiento que finalmente se aconsejará para corregir la desviación. Los objetivos serán tanto estéticos como funcionales, tratando de mejorar el estado binocular y facilitar el desarrollo de la visión del paciente lo antes posible. El tratamiento ayudará al niño en las futuras etapas de aprendizaje que le esperan.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

INOF

  • Centro Médico Teknon
  • Consultorios Viliana-desp. 156 - 157
  • Calle Vilana, 12
  • 08022 Barcelona
  • Secretaria: Conchita Ibáñez / Cristina Canela
  • Tel.: 933 933 156 · 931 700 066
  • E-mail: agrafojo[arroba]inof.es

Horarios

INOF

  • Centro Médico Teknon
  • Consultorios Viliana-desp. 156 - 157
  • Calle Vilana, 12
  • 08022 Barcelona
  • Secretaria: Conchita Ibáñez / Cristina Canela
  • Tel.: 933 933 156 · 931 700 066
  • E-mail: agrafojo[arroba]inof.es